sábado, 31 de diciembre de 2016

ZOPENCOS Y PETARDOS

                  La calma del encinar
                  ZOPENCOS Y PETARDOS

                                                Tomás Martín Tamayo
                                                tomasmartintamayo@gmail.com
                                                Blog Cuentos del Día a Día



Un zopenco y sus dos zopenquitos, cargados de petardos como para pelearse con Rambo, se empeñaban ayer en competir, en una plaza pública, -pongamos que hablo de la del Hermano Daniel Goyoaga-, para ver quién atronaba más al vecindario y a los pobres perros, para los que estos días son un calvario. Ante la insistencia del petardeo una vecina, que tiene a su madre enferma, bajó para pedirles educadamente que cesaran pero el señor de los truenos y sus alevines se crecieron con el rotundo argumento de “¡estamos en Navidad!”. Por la tarde el sitio parecía una competición de “mascletás”, porque los zopencos eran multitud y el ruido debía oírse en el Ayuntamiento y en la policía, pero a nadie se le ocurrió acercarse para preguntar quién había declarado la guerra al vecindario. ¿Para qué meterse en líos, con lo fácil que resulta poner la papela de una multa en el parabrisas del coche?

Cuando uno se encuentra con gente que no atiende a razones, lo civilizado es acudir a la legalidad y pedir el auxilio de las autoridades, porque hay una normativa autonómica, recordada por bandos municipales, que prohíbe los petardos, pero demostrado está que en Badajoz las únicas normas que hay que cumplir son las que afectan a la circulación, porque el ordeño económico del conductor es menos complicado, más rápido y lucrativo para las arcas municipales. Y eso es lo que importa. Si a diario hay accidentes por colisión entre peatones y ciclistas que invaden su espacio, eso no tiene importancia. ¿Alguien lo impide? Las normas no se imponen por articularlas. Tampoco importa que en determinados lugares los vecinos tengan que abandonar sus casas los fines de semana por el ruido. O que cuatro gamberritos destrocen fuentes y parterres de mármol, rompan bancos de hierro e impongan su ley en algunas plazas, por las que es peligroso pasar a determinadas horas.

Están prohibidos los petardos en Extremadura. ¿Y en Badajoz? Un bando del alcalde dice que sí, qué gracia. En una céntrica avenida, ayer mismo, los tiraron a los pies de dos municipales -muy ocupados en sancionar a vehículos estacionados en doble fila-, que se limitaron a reír la gracia de los petarderos. Lo lamentable es que el ruido indiscriminado, a cualquier hora y en cualquier lugar, tiene consecuencias desastrosas para los pobres perros, para los niños, para los ancianos y para todos, porque la diversión consiste en asustar a los transeúntes con la detonación. ¡Esa es la gracia! Hace días un perro “labrador”, al que estaban adiestrando como guía de ciegos, falleció por el estrés que le produjeron los petardos. Ese perro tenía más alma y conocimiento que todos los petarderos juntos ¿La solución es irse, alejarse de la ciudad, señor alcalde?

Si es difícil entender a los mamarrachos que se divierten así, aún más difícil es comprender la tolerancia y pasividad de los que deben impedir que impere la ley de la selva. Os lucís, señores munícipes, arbitrando tantas medidas, que solo sirven para derrochar papel y tiempo. En Badajoz tenemos mil mandamientos que se resumen en uno: circulación vial. Todos los demás son pecadillos, no hay que exagerar. ¿Hay que organizar “milicias ciudadanas” para defenderse de tanto energúmeno? Parece necesario pero ¿para qué os tenemos? Algunos principales que conozco, en días de ruido se van lejos para ponerse a salvo y disfrutar tranquilamente de la holganza que entre todos les pagamos. Oídos que no oyen…
___________________________________________________________


 *Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.

EN TODOS LOS PUNTOS DE VENTA DEL PERIÓDICO HOY y en librerias




sábado, 24 de diciembre de 2016

ESTA NOCHE ES NOCHEBUENA

La calma del encinar
                         ESTA NOCHE ES NOCHEBUENA

                                                           Tomás Martín Tamayo
                                                           tomasmartintamayo@gmail.com
                                                           Blog Cuento del Día a Día


Después de tantos años anunciando que la muñeca famosa se aproximaba al portal, los publicistas nos debían un desenlace, viéndola llegar de una puñetera vez, pero la pobrecita, tan lela y perdida,  lo mismo se quedó sin pilas o se descacharró en el camino y no llegó nunca. Las que sí siguen son las famélicas de risa tonta y voz de misino, que anuncian “eau de toilette”, porque los perfumes huelen mejor si se piden en francés. No es lo mismo eau que agua, ni toilette que retrete, aunque  tengan la misma fragancia implícita. Si regalas un agua te la tiran a la cara, pero si dices que es una eau la cosa cambia, que no es lo mismo un duro que veinte reales. Me gusta especialmente la romanoide de labios neumáticos, túnica escasa, piernas al aire y pechos insinuantes, que desciende por una escalera para meterse en la piscina con sonrisilla picarona, mientras unos tíos se tapan sus vergüenzas… No me he enterado del argumento de esta “eau de toilette” y lamentablemente no puedo ir a comprarla porque ¿cómo la pido? ¿Dame la colonia de la nena buenorra que se mete en un charco? Queda feo, poco “eau de toilette”.

¿Y en esta Navidad…? Yo no sé ustedes, pero a mí se me dispara la respuesta con el turrón de chocolate, que ya son muchos años de disciplina. Y además, se ha quedado solo, porque el de “queremos turrón, turrón, turrón” se ha ido con el gel de los limones salvajes del Caribe. El que presumía de ser el más caro del mundo, con la crisis no cuela y parece que el de la Viuda se fue con su finado. Le acompaño el sentimiento a los huérfanos, aunque tampoco sé qué significa eso de “acompañar el sentimiento”. También ha desaparecido el turrón que se hacía “exprimiendo las esencias tradicionales de las mejores almendras”. ¿Cómo exprimirían las esencias? ¿Eau d'amandes? Siempre nos quedará el de Castuera, que es una apuesta segura. Si sobra, hasta para empedrar las calles sirve. Fiel a la cita, sí que ha llegado el fulano que vuelve por Navidad y que, -¡qué jodido!-, cada año más lozano, no pasa el tiempo por él. Echo de menos al calvo de la lotería, porque soplando daba menos tabarra que la abuela que se confunde de día del sorteo y monta su particular caravana hacia el faro del pueblo. Cinco o seis veces, todos los días, en todos los canales con el mismo despiste de la abuelita… ¿No es eso ensañarse con la pobre mujer? Es casi peor que el miedo de la Caballé del año pasado. Incluso con el “tra lalalala lalaaaalaaa” de Raphael.

¿Se ha quedado sin burbujas el cava que se gastaba un pastón para decirnos que se gastaba un pastón con las “burbujitas” bailando en una copa?  Pues sin eso lo de “esta noche es Nochebuena”… ¡qué sé yo! Con todo, la ausencia que más me duele es la de la fanática motera que se bajaba la cremallera de la chupa de cuero, dejándonos ver el largo canalillo de sus cántaras, se quitaba el casco y  moviendo su rubia melena decía: “Busco a Jacq´s”. ¡Qué lozanía! Seguro que no vuelve porque encontró al pavisoso. Y para colmo de males, Ramón García no dará las campanadas de fin de año. Esto es no es lo que era, pero brindemos con cava, extremeño por supuesto. Tampoco está mal el francés.
________________________________________________________________
*Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.

sábado, 17 de diciembre de 2016

QUÉ PENA DE LEYENDA

                                  La calma del encinar
                                  QUÉ PENA DE LEYENDA

                                                              Tomás Martín Tamayo
                                                               tomasmartintamayo@gmail.com
                                                               Blog Cuentos del Día a Día

Durante más de cien años, en las noches del 25 y 26 de junio, muchos se daban cita en una planicie próxima a las Colinas Negras de Dakota, porque en sus laderas la luna reflejaba la sombra del mítico jefe sioux, Lobo Largo, y el viento acercaba el eco del resoplar nervioso de su caballo. Incluso se habilitaron zonas para aparcar autobuses. Algunos llegaron a grabar sus gritos de guerra, mientras galopaba atravesando los prados y crestas, con una antorcha que iluminaba el suelo que le pertenecía. Para miles de personas, Lobo Largo era el símbolo de la resistencia, cuyo espíritu rebelde e inquebrantable seguía galopando sobre la tierra de sus ancestros. Lobo Largo participó en la famosa batalla de Little Big Horn, el 25 y 26 de junio en 1876, en la que fue exterminado el Séptimo Cuerpo de Caballería y en la que murió el general Custer.

 De los tres jefes indios que en coalición lograron vencer a Custer, estaban localizadas las tumbas de Toro Sentado y Caballo Loco, pero durante 110 años buscaron inútilmente la del huidizo Lobo Largo, que había sido determinante en la  mayor catástrofe de la época para la caballería norteamericana. Lobo Largo y sus guerreros afrontaron los mayores riesgos durante la batalla y fue herido en el pecho, en el cuello y en una pierna, que quedó prácticamente descarnada, pero se negó a participar en las festividades del triunfo y desapareció misteriosamente durante su convalecencia. Se creyó que había muerto, dejando instrucciones muy concretas para que nunca se conociera el lugar donde reposaban sus restos, pero siguieron buscándolo en las colinas que reflejaban su sombra, cada mes de junio. Otros estaban convencidos de que seguía vivo y aseguraban que lo sentían cerca cada vez que se adentraban en las praderas que fueron testigo de sus hazañas… ¡La verdad desnuda historias muy bonitas, lástima!

En la reforma de un cementerio londinense, en Brompton, en un extremo que nadie visitaba, encontraron una tumba cubierta de hierba y musgo, con una lápida de piedra negra y una leyenda, tallada superficialmente, que a nadie decía nada: “Sioux. Long Wolf, 1892”. Fue el dato que necesitó Elizabeth Knight, que desde hacía mucho seguía la pista  del aventurero Robert Cunningham Grahame, que había dejado escrito en una nota que los restos de Long Wolf (Lobo Largo), vencedor de Custer, estaba en una tumba descuidada de un atestado cementerio de Londres". Comprobada la autenticidad, fueron repatriados a Estados Unidos y una nieta de Lobo Largo, Pluma Negra, de noventa y cinco años, presidió la ceremonia en la que participaron unos cinco mil indios, que llevaron con veneración al mítico guerrero hasta las colinas que lo vieron crecer y combatir.
 
 Parece que nadie estaba interesado en conocer más sobre la desaparición  y tras el funeral, sin preguntas, el silencio respetuoso. Inteligencia india. ¿Pero por qué estaba la tumba del jefe sioux en Londres? Tras la batalla de Little Big Horn, Lobo Largo quedó malherido y se ocultó durante dos años para que nadie pudiera verlo maltrecho, indefenso o vencido. Después, por razones que se desconocen, viajó a Europa y se refugió en Londres, donde acabó enrolándose en el circo de Búfalo Bill, para hacer acrobacias sobre su caballo y posar con los niños para fotografías de recuerdo…

¡Ojala no lo hubieran encontrado nunca!  Las Colinas Negras de Dakota enmudecieron, su sombra desapareció y el viento silenció el resoplar de su caballo. ¡Qué pena de leyenda!

__________________________________________________________________________

*Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.








viernes, 9 de diciembre de 2016

PARA NO CREER EN NADA

                    La calma del encinar
                    PARA NO CREER EN NADA

                                                       Tomás Martín Tamayo
                                                        tomasmartintamayo@gmail.com
                                                        Blog Cuentos del Día a Día


Al salir de Badajoz, hacia Cáceres,  paré para repostar en una gasolinera y un señor, al lado de una motocicleta de gran cilindrada, con  mono integral y casco, se acercó a mí con exquisitos modales. Me explicó que era enfermero en el hospital de Plasencia y que se iba a quedar sin gasolina, pero que  había perdido  la cartera y no podía echarla. Pensé que eso puede pasarle a cualquiera y le pregunté qué cuánto necesitaba. Me dijo que con veinte euros tenía para llegar, que me los devolvería de inmediato si le facilitaba un teléfono o una dirección... Me pareció verosímil y se los di. Días después, paré en otro surtidor, en la carretera de Madrid, y el mismo individuo se acercó… Se había reconvertido de enfermero de Plasencia en profesor de  instituto en Don Benito. Espera que hay más.

En la prisión de Badajoz tuve un alumno que podía haber hecho la carrera de ciencias que hubiera querido, porque era excepcionalmente brillante, pero él prefirió utilizar sus dotes para robar, engañar y complicarse la vida. De hecho, acabaron matándolo en una reyerta carcelaria. Una mañana, al entrar en la prisión, vi a una anciana llorando porque un funcionario se negaba a dejar que entregaran a su nieto, a mi alumno, un reloj que le había traído un hermano desde Suiza. Yo intercedí por ella y el funcionario me explicó que era necesario abrir el reloj porque “es un Panerai muy grande,  puede llevar droga en su interior y yo no corro el riesgo de manipularlo y estropearlo”. La anciana seguía llorando, desconsolada, yo insistí y el funcionario, por hacerme un favor, sacó una navajilla, presionó la tapa del reloj y la hizo saltar. Dentro del Panerai, falso de toda falsedad, había una bolsita sellada, con tres gramos de cocaína… Y van dos. ¿Más?

Recibí un correo electrónico de una editorial de Barcelona,  pidiéndome un relato erótico, para una antología que preparaban. Decían que me habían seleccionado por haber sido finalista en un certamen al que me había presentado. Yo ignoraba haber quedado finalista, pero era verdad que había concurrido, lo que me hizo confiar. La “3ª Antología del Relato Erótico”, que sería el título genérico del libro, llevaría un prólogo de Almudena Grandes y una salutación de Vargas Llosa. Me pedían un relato original, ajustado a un número de caracteres, márgenes, tipo de letra... Todos los beneficios serían para una organización internacional de carácter ecologista. El correo venía con membrete, anagrama editorial, dirección postal  varios números de teléfono… Ajusté a las exigencias un relato inédito y lo envié por correo electrónico. Una semana después recibí nueva misiva, anunciándome que habían aceptado mi relato, pero que les había fallado una subvención y, para cubrir los gastos de impresión, me pedían que adquiriera un mínimo de cinco ejemplares, al precio de diez euros cada uno. Me facilitaban un número de cuenta… No me olía bien y pedí que me los enviaran contra reembolso. Desde entonces están desaparecidos. No existe ese sello editorial, nadie contesta a los correos y los teléfonos, en los que no había reparado,  comenzaban por 906. O sea, otra estafa…


¿Qué han detenido y bloqueado la cuenta de un padre que aprovechaba la enfermedad “rara” de su hija para estafar? Todos tenemos experiencias personales, es pan de cada día. Eso sin hablar de los estafadores/as emocionales, más dañinos y abundantes que portugueses en Portugal.
________________________________________________________________________

*Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.


sábado, 3 de diciembre de 2016

ERNESTINO CONTRA FIDEL

                         

                         La calma del encinar
                         ERNESTINO CONTRA FIDEL

                                                     Tomás Martín Tamayo
                                                     tomasmartintamayo@gmail.com
                                                     Blog Cuentos del Día a Día

Ernestino Abreu y Fidel Castro eran amigos desde la infancia, tenían la misma edad, compartían las mismas inquietudes y fallecieron con siete meses de diferencia. Los dos coincidieron en la Universidad de la Habana y en ambos anidó la rebeldía por una situación política que había hecho de la isla una propiedad privada y “el mayor prostíbulo de Miami”, bajo la bota de un sátrapa como Fulgencio Batista. Ernestino fue de los primeros en sublevase activamente y  muy pronto capitaneó una de las primeras células de resistencia, en la zona boscosa de Pinar del Río. Allí, con una escopeta de cañones recortados y un cuchillo matancero, fue uno de los pioneros en plantar cara a la guardia del dictador. Meses después se incorporó a la revuelta Fidel Castro que, con su verborrea revolucionaria, unió y dio visibilidad a todos los movimientos guerrilleros. El Ché era la idea, Ernestino el trabajo y Castro la voz.

Ernestino, herido, enfermo y agotado tuvo que retirarse en un par de ocasiones, pero, aun así, fue uno de los históricos que, junto a Castro y el Ché, entraron victoriosos en La Habana, tras la huida de Batista. La luna de miel de Ernestino con Castro fue tan corta como la de Castro y el Ché, pero ambos cogieron derroteros diferentes, el Ché intentando expandir el movimiento revolucionario a toda América latina y Ernestino, asqueado de la burocracia y de los fusilamientos indiscriminados que estaba llevando a cabo Raúl Castro, se sublevó, fundando el MRR (Movimiento Revolucionario de Recuperación), perseguido con saña por los dos hermanos. Ernestino era joven, ingeniero agrónomo, pertenecía a la élite de la revolución y si se hubiera aclimatado a la nueva tiranía lo hubiera tenido todo a su favor en la Cuba que estaba despertando, pero la represión feroz, el asesinato masivo de jóvenes, los fusilamientos sin juicio y las violaciones de las libertades de los nuevos tiranos, disfrazados de libertadores, lo hicieron levantarse de nuevo: “No hemos luchado para quitar a un dictador y poner a otro”.

 Muchos de los que entraron victoriosos en La Habana, cayeron en los dos primeros años por oponerse a un dictador al que habían ayudado a llegar. Ernestino tuvo que asilarse en la embajada de Brasil para escapar de las garras de quienes lo buscaban para llevarlo al paredón de fusilamiento, como hicieron con dos de sus lugartenientes. Consiguió huir y, desde Miami, organizó la resistencia contra los Castro, con el mismo ímpetu que había puesto contra Batista, sufragándola con su propio dinero. ¿Calmó el tiempo su espíritu libertario?

A los setenta y cuatro años logró reclutar para la causa  a Vicente González, de 64, a Miguel, hermano de Vicente, de 63 y a Rolando  Corrales, de 51 y tras un exhaustivo entrenamiento militar, superando  etapas muy duras de supervivencia, el 14 de mayo de 1998, a las once de la noche, en una lancha motora lograron  desembarcar en las costas de Cuba, con el propósito de acabar a tiro limpio con la dictadura de Fidel Castro. El comando, el cuarteto, estaba decidido a morir intentándolo pero fallaron los apoyos interiores, que los delataron… Fueron detenidos y condenados a 15 años de cárcel, lo que suponía el fin para los cuatro aguerridos combatientes, pero a los tres años Ernestino logró huir y hasta  su muerte, hace siete meses, mantuvo encendida la antorcha de la rebelión para liberar a la Cuba de sus sueños… ¡Qué guión para una película!
_________________________________________________________________________

 *Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mis








sábado, 26 de noviembre de 2016

FEMINISMO Y GANSADAS

                  *Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.
_______________________________________________________________________________             

                       La calma del encinar
                       FEMINISMO Y GANSADAS

                                                          Tomás Martín Tamayo
                                                          tomasmartintamayo@gmail.com
                                                          Blog Cuentos del Día a Día

En una tertulia de TVE, integrada exclusivamente por mujeres (¿?), parecían tener muy claro el comportamiento machista de la mayoría de los hombres (¿?).  Como evidencia irrefutable, sacaron una encuesta que  proclamaba que alcanza hasta el 87% (¿?). ¡Vaya, vaya, aquí no hay playa! Recuerdo que durante un debate parlamentario pedí explicaciones sobre unos gastos que me parecían exagerados y la aludida, directora general de la Mujer, me salió con la petenera de que la interpelaba porque era mujer y porque yo era un machista. Hasta sus propios compañeros hicieron gestos que delataban incomodidad, pero con aquella gilipollez de feminismo cegato, la ilustre señora consumió su turno y dio por respondida mi pregunta. ¡Qué cómodo! Si la directora general era tonta “etiqueta negra” o lista “cinco estrellas” es algo que quedó en un interrogante, como los gastos sobre los que pedía información. Para mí que era una listilla con muy poca vergüenza. Confieso que ahora, cada vez que me encuentro con una guerrillera del feminismo ramplón, me pongo en guardia, porque bajo la etiqueta feminista se esconden muchas frustraciones, incapacidades y caras de granito.


 Creo que algo tan serio como las justas reivindicaciones en pro de una igualdad, todavía tan distante, lo están convirtiendo, como aquella penosa directora general de la Mujer, en martingalas recurrentes para escabullirse. El feminismo no puede ser una cueva, como la de Ali Babá, para esconder gastos estrafalarios con el argumento zafio de que el que reclame explicaciones a una mujer es un machista. Y puedo prometer y prometo que he visto a muchos tíos retrocediendo,  acojonados ante estos argumentos. Mila Ortega publicaba en HOY, el pasado jueves, “Hombres guay”, un acertado artículo sobre la carga sexista de conductas sobreprotectoras, identificando el mal gusto con el micromachismo y reclamando al “hombre guay” que se mojara. No es fácil, dado el acojone del personal.

 Después de una charla en un instituto, el claustro me invitó a un aperitivo en la sala de profesores y uno de ellos, posiblemente para abrir brecha, contó un chiste que me hizo gracia por su simpleza, al margen de si se refería a hombres o mujeres. Todos lo celebramos, las profesoras también, claro, pero no faltaron dos “feminatas” que, con mal talante, tildaron de machista al que lo contó y a todos los que festejamos su chascarrillo. ¿Hay que pedir permiso para reír? Lo cuento para que se vea la enjundia, ofensivamente machista, que encerraba: “¿Por qué la estatua de la libertad es mujer? ¡Porque se necesita una cabeza hueca para hacer un mirador!” ¿Eso es sinónimo de machismo? ¿Si te ríes de semejante tontería es porque escondes a un machista en tu corazón? Para aliviar el enfado de las “feminatas”, el mismo profesor, evidentemente cortado, contó otro: “¿Qué es una neurona en la cabeza de un hombre? ¡Una ocupa!” Y las dos guerrilleras aplaudieron entusiasmadas… Como diría José Mota “¡tontas p´a siempre!”.

Estas idioteces, que confunden lo esencial con lo accesorio, no ayudan nada a la igualdad en lo fundamental y mientras las aguerridas “feminatas” lleven la antorcha de la reivindicación femenina, la mujer, en sectores esenciales, seguirá en un segundo plano, resignadas a ver cómo mostrencos muy inferiores, las superan en salarios y puestos de responsabilidad. Me van a caer chuzos, da igual, pero en estas feministas de pacotilla, se esconde un machista sin remedio. Y sin humor.


viernes, 18 de noviembre de 2016

REPARACIÓN HISTÓRICA A MEDIAS

   *Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos              
                   


                    La calma del encinar
                    REPARACIÓN HISTÓRICA A MEDIAS

                                                                Tomás Martín Tamayo
                                                                 tomasmartintamayo@gmail.com
                                                                 Blog Cuentos del Día a Día

Michelle Obama no es la primera mujer negra que ha compartido cama con un presidente de los EE.UU, aunque sí ha sido la primera dama oficial reconocida. La belleza de las mujeres negras que trabajaban en la Casa Blanca era tan tentadora para sus inquilinos que Anna, la esposa de Willian Henry Harrison, decidió elegirlas ella misma, descartando a las menores de 40 años. Doña Anna quería evitar los escarceos amorosos de su marido, que llegaba a la presidencia con cinco hijos de una esclava negra y que también tuvieron que soportar las esposas de Martin Van Buren y James Monroe. Parece que Woodrow Wilson, Herbert Hoover y J.F Kennedy también tenían una considerable tendencia a la fusión cromática, pero el caso más destacado es el de Thomas Jefferson que, mientras redactaba su famosa Declaración de Independencia, se aliviaba las urgencias con una bellísima esclava negra.

Elizabeth Hemings, negra de solemnidad, en realidad era mestiza porque era hija del suegro de Jefferson y, por tanto, hermanastra bastarda de su esposa. O sea, que el bueno de Jefferson pasaba del blanco al negro con tanta celeridad que ambas quedaban embarazadas casi simultáneamente, aunque una pariera en la alcoba presidencial y la otra en un cuchitril apartado. Doscientos años después y tras muchas especulaciones, una prueba de sangre confirmó que los seis hijos de Elizabeth tenían el mismo ADN de la familia Jefferson, aunque esto se sabía porque los puñeteros negritos eran iguales a su padre biológico. La caprichosa genética delataba los pecadillos de alcoba del tercer presidente de EE.UU y mientras sus hijos legítimos se parecían a la madre, los que paría la esclava negra llegaban al mundo como clones de Thomas Jefferson.

Los propios descendientes legítimos venían aceptando la evidente paternidad del fogoso presidente, pero no se había oficializado la consanguinidad 
hasta ahora, que se ha demostrado, científicamente, que los Jefferson y los Woodson son la misma familia y por partida doble, ya que comparten genética por parte de abuelo materno y padre. Los mismos genes, aunque unos sean de armiño y otros de carbón. Pelillos a la mar, después de tantos años, un centenar de los descendientes de Thomas Jefferson se han reunido en una de las mansiones que el presidente poseía en Virginia y en la que se dejaba asistir por la esclava y su esposa al mismo tiempo. Los descendientes del presidente, blancos y negros, con la misma sangre paterna y materna, corrieron suertes bien diferentes porque los blancos han gozado, generación tras generación, del privilegio, respeto y fortuna que les deparaba el apellido Jefferson, mientras que los negros, con el Woodson Hemings, fueron por caminos sin asfaltar. Su suerte quedó marcada por el capricho de unos espermatozoides que decidieron anidar, alternativamente, en la esclava y en la esposa. Un azar, insignificante para la naturaleza, que los marcó por generaciones. Mientras que los blancos estaban bien situados económicamente, con estudios y profesiones de prestigio social, los negros pertenecían al sector servicios. En la rama negra el más próspero era propietario de un par de gasolineras. El color sí importa.


 Además del abrazo fraternal, el chin-chin y la bienvenida ¿darán a la saga negra lo que le corresponde? De eso no se ha dicho nada, solo se sabe que, por unas horas, todos fueron iguales, bebieron, comieron y brindaron por el feliz encuentro. Poca chicha para los negros.


sábado, 12 de noviembre de 2016

TAMBIÉN CAYÓ EL IMPERIO ROMANO

                     La calma del encinar
                TAMBIÉN CAYÓ EL IMPERIO ROMANO

                                                    Tomás Martín Tamayo
                                                    tomasmartintamayo@gmail.com
                                                    Blog Cuentos del Día a Día



Al PSOE lo ha debilitado la férrea verticalidad y el cierre de filas impuesto durante los últimos cuarenta años. Aquella “genialidad” tan aplaudida de Alfonso Guerra, “El que se mueva no sale en la foto”, fue un aviso a navegantes, que se esculpió a golpe de cincel en las organizaciones territoriales, en las que el mandamás de turno imponía su criterio. Es posible que en aquellos años iniciales de desconcierto fuera eficaz el “ordeno y mando”, pero el tiempo no pasa en balde y hasta las aceitunas necesitan que le cambien el agua.  Algunos caciques, atrincherados en su megalomanía, siguen con la patochada de que las primarias, o consultar a las bases, no están en la cultura de la socialdemocracia, vamos que es mucho más democrático que uno, arropado por un comité elegido por él, lo decida todo. Franco también pensaba eso.

 Hace unos días Ibarra declaraba sobre la militancia de base: “A las asambleas no van más de 60, no trabajan, no colaboran. ¿Y encima, que decidan las bases? ¡Ya está bien la broma!” Declaración palmaria del desprecio hacia esas bases que, sin prebenda alguna, han sostenido al partido pueblo a pueblo, demostrando una fidelidad digna de mejor valoración…Yo no conozco una militancia más fiel y aguerrida que la que tiene el PSOE, pero la carencia de crítica interna obligó al partido a comulgar con ruedas de molino y a justificar cualquier estupidez. Lo que llegaba de arriba, como lo que llegaba de Roma, forzosamente tenía que ser bendecido por todos. Esa es la fortaleza inicial y la debilidad final de las organizaciones piramidales. ¡También cayó el Imperio Romano!

¿Es que en el PSOE no sabían que seguir a un flautista como Zapatero los llevaba a la ruina? Lo sabían, pero continuaron “prietas las filas”,  dejando que el gran botarate despeñara electoralmente a toda la organización. Y de aquellos lodos… ¡Pero si todavía lo justifican! ¿Tampoco sabían que Rubalcaba carecía de tirón electoral y que por su pasado de “duende maléfico” estaba políticamente amortizado? Si Aznar puso a Rajoy, ZP señaló a Rubalcaba  y todo el PSOE tragó saliva y puso buena cara, intentando vender un imposible que los dejó en ciento diez diputados. Noventa y dos menos de los que llegaron a tener en los tiempos de bonanza felipista y cincuenta y nueve menos de los que había logrado el de “la alianza de civilizaciones”, que ahora va de intermediario y observador internacional. Entre Rubalcaba y Pedro Sánchez, otros veinticinco se quedaron en el camino. Y ya veremos…

Con un bipartidismo que había iniciado su desmoronamiento, el PSOE siguió confiando en sus dioses, o en sus caciques.  Pusieron a Pedro Sánchez, al que empezaron a cuestionar en apenas dos meses, porque lo que querían era un interpuesto para hacer los recados al verdadero poder en la sombra -¿verdadera podera en la sombra?-, pero cuando el recadero decide pensar con su cabeza, lo barren casi con un golpe de mano y dejan al PSOE descabezado, sin cartel electoral, sin rumbo y con la misión de desdecirse para permitir la investidura de Rajoy... La última encuesta del CIS los deja en un penoso 17%, demostrando que el suelo de los socialistas no es tan granítico como pensaban y que puede quedar debajo de las baldosas. ¡Ojalá sepan barrer idiotas e idioteces y vuelva a ser el partido que fue! Es necesario.
_______________________________________________________________________________

 *Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.




.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

INVENTORES DEL HILO NEGRO

                               La calma del encinar
                       INVENTORES DEL HILO NEGRO

                                                          Tomás Martín Tamayo
                                                          tomasmartintamayo@gmail.com
                                                          Blog Cuentos del Día a Día




Hace días vi a Donald Trump coger en brazos a una niña negra para besarla, demostrando así lo multirracial, tierno y paternal que es. Y el mismo día, a Híllary Clinton le cayó una lluvia de rosas cuando salía al escenario... Muy natural todo, aunque hemos de reconocer lo oportuno que estuvo el niño negro para que Trump pudiera auparlo, en medio de la algarabía de sus seguidores. ¡Hasta la mona Chita lo habría hecho con más naturalidad! ¿Y lo de la señora Clinton? ¿Fue espontaneo que le hicieran una alfombra de rosas? Sí como Trump con la negrita. Lo curioso es que, como los asesores de las campañas políticas no dan puntada sin hilo, seguro que tienen estudiado que estas chorradas pueden influir en el electorado. En EE.UU son únicos para urdir idioteces, pero como son el ombligo del mundo, estas se expanden por todo el orbe. Acabamos de pasar el Halloween.

¿Recuerdan la carga de gestos yanquis de Monago, incluidos los carteles en inglés? Su duende de cabecera, un tal Redondo, lo puso majarón perdido  y un día salía con  “Si ten collons, dímelo a la cara”, retando en catalán, otro con la ocurrencia de querer subastar las zapatillas con las que había hecho la campaña, corriendo por el monte con chándal verde pistacho, de llorón inconsolable, de rojo rojísimo, de independiente con himno, colores y nombre propio… ¿Hacemos Extremadura? ¡Se inventó hasta el Citroen dos caballos! Mala suerte que su autobús, con la leyenda “Lo mejor está llegando”, se quedara atascado en un arco monumental de Zafra. Aquello era un no parar, creían haber descubierto las Américas, hasta que las urnas le pusieron delante un retrato de Colón, que ya lo había hecho 520 años antes. Bueno, como hasta la gripe tiene fecha de caducidad, fuese el asesor chispita y desapareció el bochorno que producía el pichón escondido en su chistera.

Pero no nos aflijamos, Monago volverá porque el gobierno de Vara está más perdido que el avión de Saint-Exupéry. Fernández Vara se ha vuelto  sabio y no escucha ni el viento que le sopla en el cogote. Hizo menos por ganar de lo que está haciendo por perder de nuevo y parece empeñado en devolvernos a Monago. ¿Qué le habremos hecho? Pues nada, que le preparen las zapatillas y el chándal verde pistacho, porque ya mismo está corriendo por el monte. Es lo suyo.

Pero como el adanismo está de moda, aquí cualquier botarate se cree el primero de la especie y surgen los “anticasta” de toda la vida, los que llegaban para renovar el fondo de armario de la política, buscando desesperadamente titulares para sorprender al personal con ocurrencias más viejas que el estornudo. Estos no llegan ni a las chorradas yanquis y se quedan en el manual del 77 y con la revolución de gestos que ya hicieron furor en la II República. Aprovechando el tirón mediático que siempre ofrece el Congreso de los Diputados, una señora le da la teta a su niño, al que exhiben como Donald Trump al la negrita. Otro día dos diputados se besan en la boca y se tocan el culo, se auto aplauden, puño en alto camino del escaño, hacen un gobierno de la señorita Pepis o abandonan el hemiciclo, prietas las filas, porque al patrón no le han concedido un turno por alusiones...Todo muy nuevo. Vamos, que puestos a descubrir están a un paso de inventar el hilo negro.

___________________________________________________________________________



*Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.




viernes, 28 de octubre de 2016

EN MANOS DE RAJOY

          *Si desea recibir mis artículos de forma directa, rápida y segura  facilíteme un correo electrónico: tomasmartintamayo@gmail.com.   Si no quiere seguir recibiéndolos, indíquemelo, por favor, a ese mismo correo.

*Si lo va a reenviar, no olvide incluir a los destinatarios en CCO.

*Todos mis artículos están abiertos en el blog: Cuentos del Día a Día.

*En virtud de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre sobre protección de Datos de Carácter Personal, tanto este mensaje como sus posibles documentos adjuntos, son confidenciales y están dirigidos exclusivamente a los destinatarios de los mismos.
________________________________________________________________



                                


                        La calma del encinar
                        EN MANOS DE RAJOY

                                                       Tomás Martín Tamayo
                                                       tomasmartintamayo@gmail.com
                                                       Blog Cuentos del Día a Día

España, el PP y esta tarde también el PSOE, estarán en manos de Rajoy porque su quietud tancredista ha demostrado ser más firme y consistente que las zozobras que le rodean y que él sortea abanicándose en una mecedora. Si Rajoy no parpadeara, habría que punzarlo para saber si está vivo pero, aun así, ha demostrado ser el más vivo en esta pasarela de pecios a la deriva. Como no se mueve, el PSOE se ha puesto de los nervios y ha caído en el baile de San Vito, al son de la musiquilla interesada que le han tocado, incluido el solo de cornetín de Felipe González,  desencadenante último de la esquizofrenia colectiva en el hormiguero socialista. El que tuvo retuvo y un estornudo de Felipe es capaz de apagar todas las velas del PSOE. Ni primarias, ni gestoras, ni comités federales porque, aunque el gran reconvertido estornude en la cubierta de un yate, fumándose un Cohíba que puede encender con billetes morados, su palabra es la ley. Es lo que tienen los  padrinos que, sin despeinarse y con un guiño, logran que su caballo gane la carrera. Esta vez ha apostado por Rajoy y el potrillo de Pedro Sánchez apenas salió de los cajones.
 
 Rajoy, el hombre tranquilo y de cero pulsaciones, logrará hoy su investidura, coincidente en el tiempo con los juicios de las corruptelas que, como setas, crecieron a su amparo. Si la sombra del ciprés es alargada, la de Rajoy es ancha, patriarcal y solidaria con el golferío que estos días calienta banquillo en la Audiencia Nacional. Al “sé fuerte, Luis”, debió añadir “que yo no me muevo”. ¡Chapeau! Logró acuñar que las tres opciones posibles eran él, él y él, que los responsables de todo mal eran Pedro Sánchez y el PSOE, que las terceras elecciones serían un drama que ni Shakespeare  hubiera imaginado y que la corrupción de los suyos es cosa de los demás. ¡Y sin moverse, oiga! Ahora, además de la investidura tendrá los cataplines del PSOE en sus manos y si le da por girar la muñeca la asfixia electoral de los socialistas puede ser incluso superior a la del PASOK griego, el SPO austriaco, el SPD alemán…

¿Después de facilitarle la investidura “por la gobernabilidad” le van a hacer una oposición rigurosa para que no pueda gobernar? Algunos están haciendo méritos para el “Club de la Comedia”. Y para comedia la de esta tarde. Si lo atosigan, Rajoy sacará a pasear otra vez el recurso del victimismo, con los medios que tiene volverá a caldear el ambiente a su conveniencia, acudirá nuevamente a los relativistas del PSOE y convocará elecciones anticipadas, en el momento preciso. La legislatura que comienza esta tarde no cumplirá los cuatro añitos.  Si no los asfixia es por pura estrategia y conveniencia, por temor a dejar la alternativa de gobierno y la oposición en mano de Podemos.  Pero el PSOE está en sus manos y si él quiere no llegará ni con respiración asistida, porque los socialistas se han quedado en la gatera una parte importante de su electorado y de sus bases, han perdido credibilidad, se han dividido y  enfrentado, metiéndose en un cenagal del que es muy difícil salir. Rajoy puede ponerlos de rodillas y cara a la pared con un discurso muy corto: ¡Si me jodéis la siesta, convoco elecciones! Alea iacta est.